Viernes, 30 de mayo de 2008
Como había llegado allí no lo recuerdo...., pero hacía mucho frío y yo no iba vestido para protegerme de el, miraba hacia los alrededores, intentando abrir los ojos lo máximo posible, e intentaba despejarme de esa somnolencia que todavía me acompañaba. Me frotaba los ojos y me daba cuenta que quizás la niebla que había alrededor, no era la adaptación de mi vista a la oscuridad, sino niebla real, que hacía que sintiera un frío húmedo que me calaba hasta los huesos....
Hice un esfuerzo tremendo para levantarme, y andaba hacia donde parecía que se veía algo de luz..., apenas se veía nada y lo único que se oía era el crepitar de la arena y piedras, con mis pisadas, no sé cuanto estuve andando pero finalmente vislumbre a poco más de 10 metros unas viviendas que no era capaz de ver antes por la densidad de la niebla...
Me iba fijando en las casas y veía que eran de un estilo victoriano, que no parecían para nada adaptadas a drede al mismo, algunas eran viejas y se notaba la ruina en ellas, era como si llevaran infinidad de tiempo en ese pueblo. Andaba por las calles intentando vislumbrar algo de luz en las viviendas, ó alguien que anduvierá por la zona,  y lo único que daba algo de vida a ese pueblo era unos farolillos de petróleo que colgaban de unas chirriantes cadenas adaptadas a las fachadas de esas casas.
Daba vueltas por la zona entre calle y calle y solo se oía el taconeo de mis zapatos en el frío y húmedo adoquín.
El frío y el cansancio empezaban a volverse realmente una molestia, por lo que decidí entrar en una de las casas que tenía la puerta algo abierta. Despacio empecé a empujar la pesada puerta que estaba medio descolgada, y que arrastraba, haciendo un surco en el polvo que acumulaba en el suelo. Desde el umbral grité; HOLAAA, HAY ALGUIEN. y la única respuesta fué el aire moviendo alguna de las ventanas que estarían abiertas en el  piso superior.
Encendí una lampara de petróleo con un fósforo de los que tenía en el bolsillo, y aproveché la luz para empezar a inspeccionar la casa.
El desorden y el polvo acumulado por el tiempo reinaban por doquier, todas las habitaciones de la planta baja estaban en las mismas condiciones,  casí vacías, sin muebles y con algún que otro trasto caido por el suelo. decidí inspeccionar la planta superior, asustaba oir el crujir de esa madera vieja, era como si los escalones no fueran a aguantar mi peso. Por fín llegue arriba, impresionaba ver las sombras que reflejaba la luz de lampara al mirar  el amplio espacio que había entre la parte superior y la sala que distribuía las habitaciones de la planta inferior, era como si las sombras tuvieran vida propia...decidí seguir inspeccionando y entré en dos habitaciones en las que no había que destacar, fué en la tercera en la que ví ese cuerpo... mutilado, erá como sí por un momento se me fuera a parar el corazón y miré rapidamente hacia atras como si las sombras que me estremecieron anteriormente se fueran a avalanzar sobre mí, otra vez miré hacia adelante para ver si el cuerpo seguía ahí,  y me dí cuenta que debía mantener la calma para no actuar de forma irracional, cogí profundamente aire, y me acerqué al cuerpo, empecé a dar vueltas despacio alrededor de el, intentando entender que le podría haber pasado a esa persona. Estaba con los brazos literalmente arrancados, los jirones de tela, se mezclaban con los musculos y tendones de las extremidades, la cara apenas se veía pero la parte de atras de la cabeza, estaba aplastada, con partes sin pelo. Las piernas estaban cruzadas y parecián estar rotas por la forma que adoptaban, y de uno de los bolsillos veía como una cartera que sobresalía en parte. La cogí con temor, estirando los brazos, y aguantando la respiración como si ese cuerpo fuera a darse la vuelta de repente. Miré dentro de la misma y no ví nada especialmente interesante, excepto su documentación, se llamaba alex, alex galford y era de Haribord, un pequeño pueblo del norte de Escocia, pero que demonios hacía esta persona tan lejos de su pueblo, según creo. Porque yo daba por hecho que estaba cerca de donde vivía yo, que erá a 1300 km...
La confusión me trastornaba y la cabeza me daba vueltas, no erá el momento de desmayarse, allí no....no podía tenerme apenas en pie y dí tres pasos antes de caer al suelo...oí ruidos y me desperté, no llegué a moverme y no veía absolutamente nada, solo rezaba para que no estuviera allí, en ese pueblo, en esa habitación, el sudor frío empapaba mi cara, y el terror me impedía moverme. Oía más golpes y en mi intento por no respirar fuerte, silencio, se dejó de oir todo ese estruendo.
Tardé algo, pero saqué fuerzas y logré moverme, empezaba a vislumbrar algo en la oscuridad y fué cuando al traspasar la puerta de la habitación lo ví, una sombra, frente a mí, grité y la sombra me cogió de las manos y me habló:
tranquilo, esta bien..., se encuentra bien....
Intentaba hablar y al final le contesté: sí, sí, me ha dado un susto de muerte
 ya, contestó, pero no grite más...está por ahí, por el pueblo, husmea en las casas y nos busca...
¿de quien habla?¿quien...?
No lo sé...pero ya he estado en tres casas antes que esta, y termina encontrándote.
¿En que pueblo estamos? le pregunté.
No lo sé, llevo dos días dando vueltas, y he visto varios cadáveres y ví una luz que salía de esta casa y vine a ver quien era. Solo sé que lo que nos sigue no es humano, pq los cadaveres que ví estaban destrozados, debe ser una especie de bestia, ó algo por el estilo...miremos el resto de la casa, haber si encontramos algo que nos de pistas.
Bien, esta bien le dije confuso, hasta aquí miré yo, quedan las tres habitaciones del fondo...
Esta bien, pero no debemos encender luz ninguna, eso podría verlo tambien.
Fuímos a la cuarta habitación, y abrimos la puerta despacio, fué cuando ese olor nos pegó de lleno, nos tapamos con la camisa y terminamos de abrir. La tenúe luz que entraba por una de las ventanas, reflejada de uno de los faroles de fuera, dejó un espectaculo horrendo, varios cuerpos en estado de descomposición, algunos repartidos por la habitación, no sabría decir a ciencia cierta cuantos, pero eran tres lo menos...me giré  y no pude evitar el vomitar nada más salir.
Mi acompañante me animó a seguir. Miremos el resto dijo.
Entramos en las dos restantes y no vimos nada que las diferenciara de las que no tenían nada en particular.
Vamos a mirar más casas, puede que encontremos algo que nos ayude a entender, además necesitamos alimentos, no podemos seguir así. Tenga beba algo, y me ofreció algo de agua de una petaca que llevaba colgada al cuello. Bebí, mientras andaba detrás de él, cuando se paró, y yo tambien, ¿que ocurre? le susurré.
psst, ¿no ha oido...?
no ¿el qué?
Rápido pasemos a esta habitación, exclamó mientras me arrastraba a la tercera habitación, de donde salí, antes de encontrarme con el. Cerró la puerta y me dijó que no metierá ruido.
´Me fijé en donde antes estaba el cuerpo y ví que ya no estaba...
Aquí había un cuerpo...había un cuerpo mutilado...
¿qué?exclamó mi acompañante.
y fué cuando me fijé en su ropa, esa ropa, sí esa ropa erá como la del muerto...
¿quien es usted?, ¿como se llama?le dije sin apenas poder articular palabra.
Alex galford, me llamo Alex galford, ¿y usted?, otra vez...¿lo ha oido? y se giró mirando a la puerta....
Nooo, no he oido nada, dije mientras cogía la pesada lámpara de petroleo. Y le golpeé, fuerte, con todas mis fuerzas...le dí justo detrás de la cabeza y cayó a plomo al suelo...
mientras le observaba, oí un ruido, me giré mirando hacia la puerta y noté que había alguién detrás de la puerta, despacio me puse de tal forma que cuando se abriera me quedara detrás de la misma. De repente la puerta se abrió de golpe, apenas me dió tiempo a coger mi posición, cuando algo entró rápido, apenas distinguía por la falta de luz, la enorme figura, que se abalanzó sobre el cuerpo caído y lo volteó agarrándolo de las piernas como si fuera un muñeco, lo pisó y cogiendole los brazos, se los arrancó, mientras rugía. No pude aguantar más y salí corriendo, bajé las escaleras y, caí, en el piso de abajo, me giré, miré hacia la planta de arriba, y vislumbré la figura mirándome desde lo alto de la escalera, con sus ojos brillantes fijos sobre mí, sin parpadear...Fué un momento eterno, el terror me dió energía para impulsarme y salir corriendo de la casa, corría y corría, mientras intentaba recordar las calles por las que llegué. Los ruidos de mis zapatos contra el adoquín se confundían con mi ansia desesperada por coger aire, salí del pueblo y corría, corría, hasta que sin poder más... caí, agotado, sin poder seguir....
Desperté no se cuanto tiempo despues y empecé a vislumbrar poco a poco el entorno, estaba en una habitación blanca, tumbado sobre una cama y conectado a una botella de suero, una enfermera me miraba desde el exterior de la puerta y me sonrió, mientras llamaba al doctor.
Poco despues apareció un hombre con semblante serio y preocupado, se sacó un aparato de esos para mirarte la retina, y me miró los ojos...¿me oye?¿como se encuentra?
Bien, agotado, pero bien...
Es normal, dado el estado en el que llegó. ¿que fué lo que le ocurrió?
- No sabría decirle doctor, estoy confuso, mucho..
Bien tranquilo, le encontraron unas personas, tirado en la cuneta de una carretera, ha estado inconsciente dos días,  es normal que en casos así, la memoria le juegue malas pasadas, incluso si vivió una situación límite ó angustiosa, puede llegar a perder el conocimiento y confundir hechos con fantasías. Quizás lo que traía consigo le ayude a recordar, aquí tiene una caja de fósforos, su cartera y estos papeles...
Miré todo y nada llamó mi atención. Hasta que el doctor, antes de salir me dijó:
Ah esto tambien estaba entre los papeles y se lo quise preguntar antes, es una documentación, de una persona que no es usted...un tal Alex Galford, ¿le suena de algo?.
me quedé un rato pensativo y finalmente le dije:
Sabe doctor esa realidad que me comentaba mezclada con fantasía, puede ser, pero... puede darse el caso que todo fuera una realidad...





Publicado por roblibra @ 16:14
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por resa
Martes, 03 de junio de 2008 | 23:44
Me ha gustado la historia, Roberto, aunque el final queda a mi modo de ver un poco confuso. Entiendo que la historia habla de un hombre con doble personalidad, una especie de hombre lobo que huye de sus miedos y despedaza a sus victimas en su otra faceta
Publicado por soneu04
Jueves, 28 de agosto de 2008 | 12:12
Fenomenal blog. Puedes echarle un vistazo al mío. No es de terror, pero casi:

http://calviva.blogspot.com